Los canales de distribución más adecuados para tu negocio

Sabiendo que existen multitud de canales de distribución, ha llegado la hora de saber cuál de ellos es el adecuado para nuestra empresa. De hecho, seguro que todavía existen canales que todavía no conocéis y que, quizás, sea lo que necesitáis. Por tanto, hemos decidido hacer una especie de recopilatorio de canales de distribución que a día de hoy funcionan y dan resultados.

Canal directo

Este canal es uno de los más comunes y famosos, debido a que es muy simple: el producto sale de la fábrica directamente a la casa del consumidor. Viene a ser el B2C convencional, una empresa tiene una relación de compra-venta con un consumidor final.

Este tipo de canal lo usan las empresas grandes o multinacionales, en la mayoría de ocasiones, aunque debido a las facilidades de internet muchas empresas pequeñas o “startups” deciden vender el producto directamente al consumidor sin ningún intermediario que encarezca la operación.

El impacto de los canales de distribución en la era Internet
Canales de Distribución, ¿Cuál es el adecuado para tu Negocio?

Canal indirecto

En este caso, el producto pasa por varias manos desde que sale de fábrica, hasta que llega al consumidor final. El fabricante se lucra mucho de este negocio, pero puede provocar que el consumidor ya no quiera su producto, debido a que es demasiado caro. Si vendemos al distribuidor el producto por 1€ y el consumidor lo compra por 5€, éste puede verlo demasiado caro.

Existen distintos tipos dentro de esta modalidad, se pueden destacar los siguientes:

  • Corto. Suele estar caracterizado por existir sólo un intermediario entre el fabricante y el consumidor final. Normalmente, estamos ante el caso del minorista o autónomo (como lo llamamos en España) que tiene una tienda y vende al consumidor final.

 

  • Largo. En todo el proceso existen varios intermediarios hasta llegar al consumidor final. Es uno de los más utilizados porque, en ocasiones, el minorista puede acordar un buen precio con el distribuidor o representante para, así, sacar más margen en cada venta al consumidor final.

 

  • Doble. Es un proceso en el que se da la presencia de un tercero, como puede ser un agente o un representante. Aquí estaríamos ante el caso de franquicia o concesionario.

Canal industrial

En honor a la verdad, no se denomina así este tipo de canal, pero lo he llamado así para que se entienda mejor cuál es la idea de esta variedad de canal. Se trata de un canal que no tiene consumidor final, ya que la relación económica se da entre empresas. Hay numerosas empresas en el mercado cuyo target no son los consumidores, sino las empresas, por lo que producen para empresas.

En lo referente a esta modalidad, normalmente suele ser un canal directo entre el fabricante y la empresa, aunque en ciertas ocasiones se han dado canales indirectos, caracterizados por la presencia de agentes, comerciales o representantes del fabricante. Es necesario destacar este tipo de canal porque vuestra empresa puede que se dedique a esto.

El canal industrial es un canal que pasa desapercibido para la mayoría de los mortales, pero a través de él se mueve muchísimo dinero. Personalmente, he llegado a ver operaciones de más de 500.000€ entre empresas en concepto de mobiliario, material de oficina o de equipos. Así que ¿Quién sabe? A lo mejor, este tipo de comercio es el tuyo y no lo sabías.

¿Cuáles son los mejores canales de distribución para tu negocio?

Conclusiones

Ningún canal es mejor que otro, tenedlo claro desde el primer momento. Lo que hace un canal de distribución idóneo para tu negocio es el tipo de producto que vendas y el tipo de empresa que seas. No es lo mismo vender para empresas, que vender para consumidores.

Dicho esto, contempla todas las posibilidades SIEMPRE y, después de hacer cálculos, mira qué es lo que más te interesa. Hay empresas que prefieren crear una “fan base” vendiendo de forma directa para ganarse una reputación y un hueco entre los consumidores, aun renunciando a mucho dinero.

Notas de Actualidad

Cerrar menú